ntpc

Una de las mayores incógnitas que tenemos como seres humanos es la existencia de vida en otros planetas, pues a pesar de que muchos individuos se jactan de haber tenido experiencias que van desde avistamientos hasta supuestas abducciones, la duda persiste.

No estamos solos. El universo es tan complejo e infinito para pensar que la raza humana es la única que habita en ella. Esto lo sabía Albert Einstein, uno de los más famosos físicos de origen alemán y decidió escribir un informe sobre las relaciones con los habitantes de cuerpos celestes.

El documento consta de seis páginas repletas de enigmas, pues es uno de los primeros en hacer referencia a entidades extraterrestres de carácter biológico. Además, afirma que la presencia de Objetos Voladores No Identificados (OVNIS) no es algo nuevo e incluso es un hecho aceptado por los militares desde hace mucho tiempo.

A continuación fragmentos del polémico documento que ya se ha viralizado en diversas páginas en internet:

“Las relaciones con extraterrestres no presentan ningún problema nuevo, básicamente, desde el punto de vista del internacional, la posibilidad de enfrentarse a seres inteligentes que no pertenecen a la raza humana traería problemas cuya solución es difícil de concebir. En principio, no hay ninguna dificultad en aceptar la posibilidad de llegar a un entendimiento con ellos, y establecer todo tipo de relaciones. La dificultad radica en tratar de establecer los principios en los que debe basarse estas relaciones”.

“En primer lugar, sería necesario para establecer la comunicación con ellos por medio de una lengua a otra, y luego, como un primer estado para cualquier inteligencia, debe tener una psicología similar a la de los hombres. De cualquier manera, el derecho internacional debe dar paso a una nueva ley de manera diferente, y podría ser llamada la “Ley de los Pueblos planetarios”

Este extracto nos plantea que la parte más difícil será encontrar un consenso para determinar la de una posible relación, pues el hombre está acostumbrado a ser dominante, cuestión que dificultará entender el hecho de que un ser extraterrestre esté acostumbrado a vivir en total libertad, o al menos con sus propias normas y reglas. Esto poniendo sobre la mesa la necesidad de generar una especie de ‘trato’ que beneficie tanto al ser humano como al extraterrestre, sin tratar como inferior a alguno de los dos.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc