Un dron de la aplicación Drone Shark, diseñada para proteger de los ataques de los tiburones a los visitantes de la famosa playa australiana de Bondi, en las cercanías de Sídney, ha captado este viernes un extraño fenómeno natural cuando sobrevolaba la parte sur de la costa oriental de Australia.

La llamativa grabación, que crea una extraña impresión, como si la superficie del océano estuviera cubierta por cientos de almohadas multicolores, fue compartida en el perfil de Instagram de la aplicación, donde se explica el origen del fenómeno: un banco formado por decenas, o quizá cientos, de rayas gavilán (Rhinoptera bonasus) nadando en las aguas cristalinas del mar de Tasmania.

Según se precisa en la publicación del grupo en Instagram, las aguas de Australia albergan dos especies de rayas gavilán. Aunque este animal presenta normalmente una tonalidad marrón con el vientre blanquecino, las rayas captadas en el vídeo parecen tener una coloración inusual de tonos amarillento y verde. Si bien la coloración de gavilán no es especialmente distintiva, sí lo es su forma romboidal.

«Nunca lo habíamos visto antes […] Al parecer, no suelen bajar tan lejos [al sur] como ahora, así que asumo que es el agua más cálida que hemos tenido recientemente», se lee debajo el vídeo.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc