“El animal que los egipcios adoraron como divino y los romanos veneraron como un símbolo de la libertad, ha mostrado en todas las edades dos características estrechamente ligadas: coraje y auto respeto.”

Como se ha apreciado en la antigüedad los gatos son animales con un carisma muy especial y de excelente compañía. Y aunque muchas personas no lo vean de esa manera es, les vamos a contar 5 mitos que demuestran que son animales amorosos y muy buenas mascotas.

1) Los gatos son agresivos, traicioneros, intolerantes a las “caricias”

Los felinos al igual que nosotros poseen unas células llamadas Merckel en toda la piel (las mismas que nosotros tenemos en las yemas de los dedos), lo que hace que tengan la piel de 4 a 25 veces más sensible que la de nosotros los humanos por eso importante acostumbrar al gato a las caricias desde pequeño y sobre todo respetar su espacio.

2) Son apáticos e inútiles

las personas piensan que los gatos son animales perezosos y esto no es así. siempre han sido animales utilizados para cuidar instrumentos de agricultura y guerra, libros, cuadros, alimentos, incluso han inspirado obras artísticas. Desde épocas antiguas evitaban que los roedores infestaran las cosechas de granos en culturas que dependían de ellos para subsistir. También se ha demostrado que son buenos facilitadores en terapia para niños y adultos mayores. Sobre todo su ronroneo que ayuda a conciliar el sueño y regular el ritmo cardiaco.

3) Causan esterilidad, abortos y enfermedades

Este ha sido un tema ampliamente tratado y estudiado en varias investigaciones donde se ha demostrado que los gatos NO son en realidad ocasionadores de estos problemas. En un estudio se demostró que niños que conviven con mascotas, entre ellas gatos, tienen menos incidencia en problemas respiratorios al llegar a la adultez.

4) Los gatos son de mala suerte

En la Edad Media se creía que los gatos negros eran una representación viva de el diablo y que ayudaban a las brujas, esto dio lugar a que en esa época se sacrificaran a miles de ellos. Afortunadamente, para algunas culturas los gatos pueden ser símbolos de buen suerte como el Maneki–neko de la cultura japonesa.

5) Son desapegados, solitarios y huraños

Los gatos son mascotas más independientes si se les compara con los perros, pero pueden llegar a ser animales sumamente cariñosos y apegados si se les educa y se pasa tiempo de calidad con ellos.

Como lo mencionamos anteriormente, el gato es un gran cazador, debiéndole esto a su estructura física. Elementos como la forma de su cabeza y ojos, la estructura muscular y ósea, sumado a una tremenda agilidad, le permiten ser capaz de proporcionarse su propio alimento, siendo también dueño de su propia subsistencia.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc