El primer cosmonauta del planeta, Yuri Gagarin, falleció en un accidente aéreo hace 50 años, el 27 de marzo de 1968. Un avión MiG-15UTI se estrelló contra el suelo, lo que propició la muerte de Gagarin y de su copiloto, Vladímir Serioguin. Medio siglo después de este trágico acontecimiento, Sputnik disecciona las posibles causas del siniestro.

Gagarin y Serioguin realizaban un vuelo de prueba en la aeronave de entrenamiento biplaza MiG-15UTI —Midget, según la designación OTAN—. Durante las maniobras, Gagarin hablaba con voz tranquila y mesurada.

Según los datos oficiales, el cosmonauta comenzó a realizar una maniobra aérea, pero de repente ocurrió algo inesperado.

La aeronave entró en barrena y cayó en picada hasta estrellarse en la región rusa de Vladímir, en el centro de la parte europea de Rusia.

De acuerdo con los resultados de la investigación oficial, el avión no tuvo ningún fallo técnico. Tampoco se encontraron muestras de sustancias prohibidas en la sangre de los pilotos.

La versión del cosmonauta Alexéi Leónov: hubo otro avión

El avión de Gagarin entró en barrena a causa de la maniobra peligrosa de un caza Su-15 que había entrado en dicha área sin permiso, afirma el piloto-cosmonauta soviético Alexéi Leónov, quien fue el primero en dar una caminata por el espacio.

“He luchado durante muchos años por relatar la verdad sobre la muerte de Yuri Gagarin. La investigación oficial concluyó que su avión realizó una maniobra brusca, y por eso entró en barrena. [Dicen que] Luego colisionó con la tierra, lo que causó la muerte de los aviadores. ¡Es absurdo!”, proclamó Leónov.

El cosmonauta declaró haber estudiado documentos desclasificados de una comisión que se ocupaba de la investigación de la muerte de Gagarin.

“En realidad todo fue al revés. El 27 de marzo de 1968, cuando la tripulación compuesta por Gagarin y Serioguin realizaba un vuelo en dicha zona, apareció otra aeronave, un Su-15, que despegó desde el aeródromo Zhukovski —un suburbio al sureste de Moscú—”, relató Leónov.

“El piloto de este último avión violó las reglas de vuelo al descender a una altura de 450 metros. Lo sé porque hablé con los testigos. Aquella aeronave entró en régimen de postcombustión y regresó a su nivel de vuelo al pasar cerca del de Gagarin, a una distancia de entre 10 y 15 metros. Como consecuencia, hizo entrar en barrena al último mientras volaba a una velocidad de 750 km/h”, agregó.

Leónov asegura que esta no es una versión personal, sino la verdadera causa de muerte del primer cosmonauta del planeta.

Asimismo, Leónov comentó a Sputnik que no puede revelar el nombre del piloto del Su-15, porque esta fue una condición ‘sine qua non’ para poder sacar a la luz pública la verdadera causa del accidente.

El cosmonauta dijo que se había comprometido a no hacerlo y comentó que dicha persona ya tiene más de 80 años de edad y se encuentra en estado grave.

La versión del cosmonauta Vladímir Axiónov: faltó altura

Una de las posibles causas del siniestro fueron las difíciles condiciones climáticas, aseveró a Sputnik Vladímir Axiónov, un piloto y cosmonauta que también realizaba un vuelo de prueba aquel día.

En este contexto, es posible que los pilotos, especialmente Vladímir Serioguin, calcularan mal dichas condiciones.

El aviador no excluye la posibilidad de que la aeronave de Gagarin no tuviera suficiente tiempo para reaccionar a la caída en picada, dado que el aparato salió de las nubes demasiado tarde. Esto se debe al hecho de que la distancia entre la superficie de la tierra y el límite inferior de las nubes aquel día era pequeña.

Según los datos oficiales, después de salir de las nubes, el avión de Gagarin y Serioguin voló casi verticalmente a una velocidad de casi 700 km/h. El MiG-15 tardó solamente tres segundos en recorrer los 600 metros restantes hasta estrellarse en el suelo.

La causa exacta del siniestro se desconoce hasta ahora

La comisión de investigación estatal estudió meticulosamente todos los detalles del incidente que desembocó en el fallecimiento del primer cosmonauta del planeta. No obstante, no logró dar una respuesta unívoca e inequívoca a este enigma. Esta incertidumbre abonó el terreno para diferentes teorías de la conspiración.

Una de ellas dice que Gagarin falsificó el siniestro y su muerte. Según se afirma, vivió bajo un nombre diferente en la región de Oremburgo y falleció a raíz de un incidente mientras cazaba. Otra versión conspirativa dice que Gagarin murió en realidad unos días antes, durante la prueba secreta de una aeronave lunar soviética.

Varias de estas versiones parecen tener sentido, si bien resulta imposible afirmar cuál de ellas es la más verosímil.

Con información Sputnik


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc