Solo 45.000  de 235.000 hombres pudieron huir del cerco soviético.

Las fuerzas del ARM.I.R. (Armata Italiana in Russia) fueron enviadas a colaborar con el avance alemán en la orilla oeste del río Don, eliminando cabezas de puente del Ejército Rojo desde julio de 1942 y situándose en posiciones defensivas para repeler avances soviéticos en la zona. Cuando las tropas alemanas lanzaron su ofensiva contra Stalingrado, se encargó a los italianos proteger el flanco norte del 6.º Ejército Alemán, sobre el cual recaía el peso principal de la lucha contra los soviéticos.

Para entonces el ARM.I.R. contaba con 235.000 hombres repartidos en doce divisiones (diez italianas y dos alemanas de refuerzo), cuatro legiones (tres italianas y una croata), 988 cañones, 420 morteros, 25.000 caballos y mulas, unos 17.000 vehículos y 64 aviones de la Regia Aeronautica.

No obstante, el ARM.I.R. carecía de armas antitanque (el arsenal apenas consistía en granadas de mano y morteros). El contingente contaba con menos de un centenar de tanques, la mayoría de ellos modelos ya obsoletos en la misma Italia. Las propias armas ligeras del ARM.I.R. como ametralladoras y fusiles tampoco resultaban fiables en el frío clima invernal y pronto quedaban inservibles. Para agravar la situación, las dos divisiones alemanas de refuerzo (la 298 y la 62 de infantería) fueron enviadas por el OKH a combatir en la propia ciudad de Stalingrado.

Desastre en Stalingrado

En noviembre de 1942, las tropas italianas fueron estacionadas en un cinturón defensivo a lo largo de la orilla sur del río Don, a unos 270 kilómetros del noroeste de Stalingrado. Se encargaron de defender una extensa línea de casi 500 kilómetros de largo para proteger el flanco norte del 6.º Ejército, junto a las divisiones húngaras y rumanas. El duro invierno impidió que los italianos, muy mal equipados para los rigores del frío, pudieran construir trincheras y casamatas aptas para la defensa. Allí el ARM.I.R. sufrió el principal ataque soviético lanzado dentro de la Operación Saturno, enviado por el Ejército Rojo para cercar y destruir a las tropas del Eje que atacaban Stalingrado.

El 11 de diciembre de 1942, el 63.° Ejército Soviético, con 15 divisiones y dos regimientos de tanques T-34, atacó a las divisiones italianas Cosseria y Ravenna. Los italianos se defendieron pese a las graves limitaciones de armamento, pero pronto fueron cercados por los soviéticos. Tras ocho días de combate y sufrir un importante número de bajas, el estado mayor del ARM.I.R. autorizó la retirada.

El día 17 de diciembre, el 1.° Ejército de Guardias soviético (con dos cuerpos de ejército, una división autónoma y un cuerpo de tanques) atacó el centro del frente italiano, formado por las divisiones Torino, Passubio, Duque de Aosta, Sforzesca y la 298 (alemana). Las fuerzas italianas, en grave inferioridad numérica y material, se retiraron el 28 de diciembre ante el avance de la infantería y los tanques soviéticos (con una diferencia de casi 5 a 1). Las cuatro divisiones italianas, que habían sufrido importantes bajas, abandonaron casi todos los pertrechos militares que poseían y dejaron atrás multitud de prisioneros que no pudieron huir del cerco soviético.

El 14 de enero de 1943, las tres divisiones italianas que aún guardaban el frente (Cuneense, Julia, y Tridentina, estas dos últimas con tropas alpinas de élite) fueron atacadas por el 6.° Ejército Soviético, formado por ocho divisiones y una brigada de fusileros. En este combate las tropas italianas fueron nuevamente cercadas en inferioridad numérica y material y no consiguieron escapar del bloqueo hasta el 26 de enero y tras sufrir numerosísimas bajas. Tan solo la división Tridentina logró huir en condiciones regulares, siendo destruidas la Julia y la Cuneeense. En total, 130.000 soldados italianos se hallaban en el frente activo cuando ocurrió la ofensiva soviética de diciembre de 1942. Las bajas del ARM.I.R. llegaron a 20.000 muertos y 64.000 capturados. Solo 45.000 hombres pudieron huir del cerco soviético.

Retirada

Ritirata_ARMIR_4

Tras las graves derrotas, Mussolini permitió que los supervivientes del ARM.I.R. se retiraran del frente activo y, en febrero de 1943, dispuso que los soldados italianos salieran de la URSS. Para entonces el ARM.I.R. contaba con menos de 150.000 hombres mal equipados, 34.000 de ellos heridos. Además, la ausencia de transportes y armamento adecuado impedían prolongar por más tiempo la permanencia del ARM.I.R. en territorio soviético, dado que los mandos alemanes del OKH no ofrecieron vehículos para la retirada de los italianos durante el combate.

El desastre militar en suelo soviético repercutió negativamente en la opinión de la élite política en la Italia fascista, que criticaban a los altos jefes del Regio Esercito por permitir el envío a la URSS de un contingente mal armado y pésimamente equipado para la lucha invernal. Para el régimen fascista, las derrotas del ARM.I.R. significaron un desafío moral ante la población, al coincidir con las derrotas sufridas por los italianos en Libia desde noviembre de 1942 con la Batalla de El Alamein. Los prisioneros de guerra italianos en la URSS no fueron repatriados a Italia hasta 1948, siendo algunos altos oficiales retenidos hasta 1954.

Composición del ARM.I.R. en 1942

Divisione Sforzesca

12.000

Divisione Torino

14900

Divisione   Pasubio

14000

Divisione   Celere

12900

Truppe e Servizi XXX CdA

18000

Total

71800

71800

Divisione Tridentina

17800

Divisione  Julia

18000

Divisione Cuneeense

17600

Truppe e Servizi del CA Alpino

8000

Totale

61400

61400

Divisione Ravenna

15200

Divisione Cosseria

16000

Truppe e Servizi del II CdA

11350

Total

42550

42550

Divisione Vicenza

10000

Total General

 

193750


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc