Los servicios de Inteligencia de Rusia y Argentina impidieron el envío de 389 kilogramos de cocaína desde el país latinoamericano a Moscú.

Una investigación conjunta entre Argentina y Rusia permitió decomisar este jueves 389 kilos de cocaína ocultos en 16 valijas en un anexo de la embajada de Rusia en Buenos Aires.

“Se trata de una banda narcocriminal que estaba intentando utilizar el correo diplomático de la embajada rusa” para llevar la droga a Europa, explicó en conferencia de prensa la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Según reseña El Comercio, cinco personas resultaron detenidas, dos en Argentina y tres en Rusia. La droga fue hallada el 13 de diciembre del 2016 en un anexo a la delegación diplomática tras la denuncia del embajador ruso en Argentina y a partir de ese momento comenzó la investigación.

“Se reemplazó la cocaína por harina y se colocaron dispositivos de seguimiento para hacer el monitoreo bajo la modalidad de entrega vigilada para poder desbaratar a la organización“, explicó Bullrich.

La portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárovaha destacado “el alto nivel de la eficiencia de la cooperación” que se estableció durante un operativo conjunto entre Argentina y Rusia para impedir el envío de 389 kilogramos de cocaína desde Buenos Aires a Moscú.

Zajárova ha calificado esta experiencia como “otra prueba más de una cooperación verdadera” con Argentina en distintas esferas, incluida la de seguridad. Ha recordado que este año han entrado en vigor los acuerdos bilaterales en materia de asistencia jurídica recíproca sobre las causas penales, la extradición y el traslado de condenados.

La investigación empezó en 2016: el embajador de Rusia en Buenos Aires, Víktor Koronelli, había alertado entonces a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich del hallazgo de varias valijas diplomáticas con cocaína encontrados en un anexo de una sede diplomática de Rusia en Buenos Aires. Entonces, las autoridades de los dos países decidieron realizar una operación “en secreto” para detener a todos involucrados posteriormente, durante la entrega controlada.

  • La droga se distribuyó en 360 paquetes de cocaína repartidos en 12 valijas diplomáticas. Los servicios especiales reemplazaron la droga por harina e instalaron un GPS en el interior de las valijas para controlar los movimientos de los delincuentes.
  • El avión encargado con la droga partió desde Buenos Aires el 9 de diciembre pasado. Las valijas fueron clasificadas como “diplomáticas” para que evitaran los controles migratorios. Posteriormente, los integrantes de la red criminal fueron detenidos en Rusia.

Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc