«Dudo mucho que se trate de tecnología humana, ya que el ovni vuela a gran velocidad y cambia, incluso, de trayectoria», explica Rojo en esta nueva incursión sobre el terreno. Quién sabe. La verdad está ahí fuera.

Dicen que algo tiene el agua cuando la bendicen y los municipios del valle del Leza deberían ir planteándose la posibilidad de establecer algún tipo de tasa municipal por usar su espacio aéreo. Porque algo hay allí arriba y los investigadores de ‘Verdad oculta’ están convencido de que no se trata de aviones ni de la estación internacional espacial.

Después de que un grupo de amigos descubriera con su dron una “base extraterrestre” en esta zona de La Rioja (España) y de que una primera incursión en el terreno permitiera grabar dos ovnis más, los elementos luminosos que sobrevuelan el cielo de Leiva por la noche siguen dando que hablar.

Porque Nacho Rojo (el ‘alma máter’ de este canal de Youtube, que anda muy cerca de alcanzar los 700.000 suscriptores) se convence cada vez más de las anomalías del valle conforme avanza en sus investigaciones. En su estudio, asegura que al caer la noche los perros que acompañaban a los exploradores de la base “comenzaron a aullar inquietos, a reclamar atención”.

Fue entonces cuando las cámaras con sensores infrarrojos captaron, primero, un avión y pocos minutos después otro objeto volador no identificado, que volaba a una velocidad mucho mayor, con una luz constante y sin la estela que dejaba tras de sí la aeronave.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc