Un regreso fantasmagórico hacia la Tierra se tendrá en 2018. Sí, el asteroide con cara de calavera volverá a acercarse al planeta, aunque no tanto como en 2015.

Esa enorme roca de unos 640 metros pasó cerca, a 480.000 kilómetros, el 31 de octubre de ese año, por lo que se le denomina así: asteroide de Halloween.

Las observaciones que se hicieron entonces revelaron que tenía rasgos parecidos a un cráneo humano, al menos desde ciertos ángulos.

También se estableció que completaba una rotación en 2,94 horas y que reflejaba solo 5 o 6 % de la luz solar que le llegaba.

“Esto indica que es muy oscuro, solo un poco más reflectivo que el carbón”, de acuerdo con una declaración de Pablo Santos-Sanz, un astrofísico del Instituto de Astrofísica de Andalucía en España. Es coautor del estudio sobre las características del asteroide publicado en febrero pasado en el journal Astronomy & Astrophysics.

Se cree que este asteroide puede ser un cometa extinguido que perdió toda su agua y otros materiales volátiles luego de mucho acercarse al Sol. Cada una de esas órbitas le toma 3,04 años, lo que indica que volverá por la Tierra a mediados de noviembre de 2018.

Pero esta vez no se acercará tanto. Pasará a 105 distancias lunares.

“Aunque esta aproximación no será tan favorable, podremos obtener nuevos datos para mejorar el conocimiento de este cuerpo y otras similares que se acercan al planeta”, dijo Santos-Sanz.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc