ntpc

Recientemente, un raro espécimen que se parece a un pulpo o a un extraterrestre ha dado mucho de qué hablar entre la comunidad científica.

Incluso muchas personas se han preguntado ¿qué es en realidad? ¿Un animal o un vegetal? Sin embargo, lo curioso es que se trata de un hongo denominado Clathrus archeri.

Asimismo, los investigadores han declarado que es una especie originaria de Tasmania, pero curiosamente, fue hallada en Francia. Además, se piensa que llegó hasta allí gracias a las esporas adheridas a las botas de los soldados de Australia que arribaron a Europa con el fin de participar en la I Guerra Mundial.

Lo insólito es que desde ahí se ha extendido por casi todo el continente, y es posible hallarla incluso en España, principalmente en la cornisa cantábrica y en los Pirineos.

Las características del supuesto extraterrestre saltan a la vista

De igual forma, la ciencia ha subrayado que el hongo no es comestible y emite un olor muy desagradable, parecido al de la carne podrida, dicho olor atrae a cientos insectos que colaboran con la extensión de las esporas, casi como si se tratara de un extraterrestre extendiéndose sigilosamente y conquistando a la raza humana.

Al final, con información brindada por el portal Quo, se puntualiza que el hongo se ubica al interior de una especie de bolsa blanquecina similar a un huevo, de la que surgen cuatro brazos de color rosa parecidos a unos tentáculos, y que le dan un tono de extraterrestre tan característico. A los apéndices se les llama comúnmente dedos del diablo.

Siguiendo el mismo tema, se ha debatido sobre la presencia del primer extraterrestre captado por un astronauta de Rusia, un hecho que ha levantado cientos de posturas sobre la presencia de seres en otros planetas y de la confirmación de que no estamos solos en el Universo, por lo cual los estudios no se han hecho esperar, buscando responder a la interrogante lo más pronto posible.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc