Jimmy Sabatino, un ciudadano estadounidense sentenciado a 20 años de prisión, solicitó a la jueza que lo condenó, estar incomunicado con otras personas, tanto de la cárcel como fuera de ella, puesto que cree que es la única solución para no continuar delinquiendo.

De acuerdo con El Nuevo Herald, el legendario estafador de Miami, obtuvo más de USD 10 millones desde su estancia en prisión, por lo que pidió aislamiento y las autoridades accedieron a otorgarle “orden mordaza” en el nuevo recinto al que será trasladado, y solo le será retirada, cuando demuestre que sus relaciones interpersonales no representan un peligro para volver a estafar.

Sabatino, engañó a compañías como Jimmy Choo, Tiffany & Co. y Van Cleef and Arpels, haciéndose pasar por un importante personaje del mundo del espectáculo y usando las prendas en videos musicales, las cuales, finalmente vendía en casas de empeño.

El delincuente, de 40 años de edad, será enviado a la prisión de máxima seguridad “Supermax”, en la cual están recluidos personajes de la talla del terrorista de la carrera de Boston. En confinamiento solitario, solo tendrá un televisor y algunos libros.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc