ntpc

Olavarría está ciudad situada a 354 kilómetros de la Capital Federal y según los ufólogos (expertos en fenómenos OVNI) se ha convertido en un vórtice de presencia de humanoides. Un experto constató que en ese lugar y en localidades aledañas se registran un total de quince casos con la presencia de unos 70 seres registrados en los últimos 55 años.

El titular de la Fundación Argentina de Ovnilogía y referente de Investigadores de Campo Ovni Unidos (ICOU), Luis Burgos, afirmó que Olavarría y aledaños concentra un número importante de contactos con humanoides y de hecho, el primer episodio de ese tipo ocurrido en el país tuvo lugar en esa zona.

Burgos recordó que el hecho inaugural que abrió la puerta a la casuística tuvo lugar el 24 de julio de 1962 en Azul, distante a 57 kilómetros de Olavarría, cuando según datos rescatados de la prensa local de aquel entonces, un vecino llamado Ramón Farinelli “contempló el paso de un aparato aéreo en cuyo interior observó dos extrañas figuras”.

“Hay que tener en cuenta que Olavarría se sitúa como el epicentro de la actividad”, indicó el experto, quien hizo referencia que desde entonces otras presencias de humanoides fueron detectadas en las localidades cercanas a pocos kilómetros como Tapalqué, Crotto, Hinojo, Pueblo Nuevo, Sierra Chica y Estación Rocha.

Específica de Olavarría, puntualizó Burgos, fue la extraña experiencia que a la madrugada del 14 de mayo de 1976 experimentó el camionero Néstor Urruti, que en la intersección de la Ruta 226 y Avenida Pringles vio a “una ostra luminosa” que lo abdujo en el preciso momento que la luz de la vía pública y del transporte de carga que conducía, se apagaron. Urruti apareció casi una hora después muy mareado en su trabajo, recordando solamente “voces” que en forma de mensaje le impartían mensajes dentro de esa misteriosa nave.

Otro de los hechos increíbles fue filmado el 29 de abril de 1994 por el vecino Mario Trevisán que registró en una calle de las afueras de la ciudad el paso de 21 siluetas a toda velocidad que sólo pueden apreciarse si las imágenes son pasadas en cámara lenta, tal como lo difundió FAO quince años después del incidente tras acceder al material.

En diciembre de 2006, en una estancia en la zona rural de Olavarría, un cabañero se topó en el establo con dos seres de una estatura aproximada de un metro cincuenta, de tez blanca y vestidos con un traje color violeta metalizado, que literalmente se desvanecieron ante la presencia del testigo. Pero esto no es todo.

Un mes después, puntualizó el investigador platense, un matrimonio que cuidaba una casaquinta observó durante varias noches de verano los movimientos de misteriosas figuras de color negro que también a gran velocidad, se desplazaban en torno de la pileta de natación de la finca.

El último hecho registrado ocurrió hace cinco años cuando tres amigos que se desplazaban a bordo de un viejo Valiant III por la Ruta 51, entre Las Flores y Azul, vieron con impresión como detrás de un camión que circulaba en sentido contrario, un ser luminoso, blanco y de aspecto humano pero de más de dos metros de altura, “corría” a gran velocidad como si fuera a darle alcance al vehículo.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc