Arqueólogos egipcios encontraron decenas de ratones momificados, entre otros animales, en una antigua tumba en Egipto de la era de los Tolomeos que data de hace más de 2.000 años.

Aparte de los más de 50 ratones, gatos y halcones momificados, los arqueólogos egipcios hallaron en la cámara funeraria dos momias, una que pertenecía a una mujer de entre 35 y 50 años, y otra de un niño de entre 12 y 14 años de edad.

Su tumba, muy bien preservada y decorada con dibujos, fue descubierta en un área desierta situada cerca del río Nilo y la ciudad egipcia de Sohag, según informa  The Guardian.

Se cree que esta tumba, construida para un funcionario llamado Tutu y su esposa, data de la época ptolemaica. Es uno de los siete hallazgos que se hicieron en el área en octubre del 2018, cuando las autoridades egipcias detectaron a varios contrabandistas que excavaban ilegalmente los artefactos históricos.

Los dibujos en las paredes de la tumba describen procesiones funerales, imágenes de su propietario trabajando en campos, así como jeroglíficos que narran la genealogía de su familia.

“Es uno de los descubrimientos más emocionantes de los que se han hecho en el área”, aseveró el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Mostafa Waziri.

Según él, “la tumba era preciosa y pintoresca”.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc