nd

Muchas cosas se hablan acerca de la Iglesia Católica, desde sus numerosos casos de pederastia y terminando por diversas acusaciones a la entidad por lavado de dinero gracias al Banco del Vaticano. Pero dentro del Vaticano tal vez existan cosas mucho más oscuras que las anteriormente mencionadas.

Más allá de los crímenes propiamente dichos, la oscuridad también se expresa, al menos en apariencia, a través de la decoración de la Santa Sede del Vaticano. Allí, en la Sala de Audiencia Pablo IV, el increíble trono que utiliza el sumo pontífice es una estructura de bronce que muchos asocian con el satanismo.

Esta construcción fue terminada en 1971 y representa la resurrección de Cristo con un hombre que nace del caos. Su creador, el escultor italiano Pericle Fazzini, afirmó que la escultura llamada ‘Resurrezione’, simboliza a Cristo emergiendo de un cráter producido ‘por una bomba nuclear; una explosión atroz, un vórtice de violencia y energía’.

Tanto conspiracionistas como miembros del público que han observado la pieza, relacionan a la imagen con un altar satánico. La macabra estructura generó mucho revuelo entre quienes la observaron y quienes han llegado a afirmar que esta sería una nueva prueba de que en realidad la Iglesia es una organización del mal.

Para los amantes de las conspiraciones esta escultura tiene un sentido oculto, estos afirman que la raza ‘reptiliana’ está detrás de todo esto.

Ellos aseguran que cuando se mira la estatua desde los lados, donde los invitados se sientan, se vuelve sorprendentemente claro desde ambos extremos que la cabeza de Jesús debe parecerse a la de una serpiente.

Esta teoría asegura que hay un ‘Estado Profundo’ que gobierna en gran medida nuestro mundo, un grupo de personas que no son estadounidenses, europeas, rusas o canadienses, sino que están más allá de una identidad nacional, y que controlan el mundo entero.

Se ha dicho durante mucho tiempo que allí también hay una influencia extraterrestre. No de todas las razas de extraterrestres, sino de una en particular, los reptilianos.

Se dice que no todos los extraterrestres de esta raza son malvados, sino un grupo, al igual que sucede con los humanos, y que estos han trabajado para influir en este planeta.

Satanismo

Por otra parte, existen las teorías de que todo esto es un culto al diablo y no obra de ningún extraterrestre. Muchos afirman que realmente detrás de esta escultura existe un mensaje subliminal para dar a entender a todo el mundo que el verdadero amo y dueño de este planeta es el mismo señor de las tinieblas.

Por: Yohe Rodriguez


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc