Uno de los temas más debatidos en internet y en la comunidad alternativa en general es el proyecto Montauk, que implica viajes interdimensionales en el espacio-tiempo y el control mental.  A continuación traté de reconstruir un poco de qué se trata esta tecnología ultra secreta basándome en fuentes como Preston Nichols, Al Bielek y Stewart Swerdlow, los tres íntimamente vinculados al tema según sus propios testimonios.

El proyecto Montauk tiene sus raíces en 1943, y es en realidad una serie de experimentos/subproyectos llevados a cabo en la base aérea de Montauk en Long Island, Nueva York, con el fin de desarrollar técnicas de guerra psicológica, control mental, y lo más importante de todo, viajes en el tiempo.  Aparentemente, sería una continuación/extensión del Experimento Filadelfia.

La información que salió a la luz se debe a Preston Nichols, un ingeniero electrónico que recuperó memorias suprimidas relacionadas al proyecto, que trataban de él mismo viviendo en dos líneas de tiempo paralelas; en una línea trabajaba en un laboratorio, y en otra era el director asistente del subproyecto Rayo de Luna (relacionado al viaje en el tiempo).

Los supervivientes del Experimento Filadelfia, se reunieron con el fin de continuar sus investigaciones con los campos magnéticos para encontrarles posibles aplicaciones para la guerra psicológica.  Se hicieron varias propuestas que luego fueron presentadas en el Congreso (como la constitución norteamericana lo exige), pero todas fueron rechazadas por considerarlas extremadamente peligrosas. El proyecto reingresó al departamento de defensa, sin la aprobación del Congreso (lo cual es ilegal), y fue financiado con oro Nazi encontrado en Europa por soldados norteamericanos (que en vez de devolverlo a Alemania, se lo robaron), y cuando el dinero se acabó, el efectivo extra fue entregado por ITT Corporation y por Krupp Ag.

Las investigaciones comenzaron primero en Brookhaven National Laboratory, pero luego se mudaron a Hero Camp, en la base aérea de Montauk, donde contaban además con un radar Sage necesario para los experimentos, que era capaz de trabajar en la frecuencia 400-425 MHZ, que es la señal que se dice permite influir en la mente humana.

La teletransportación, universos paralelos y los viajes en el tiempo (túneles de tiempo), fueron y son algunos de los experimentos del proyecto, aportando datos sobre el hiperespacio y el lenguaje que maneja (que son los símbolos, el color y el sonido según Stewart Swerdlow). Se dice que se creó un portal temporal más o menos estable que permitió ir a cualquier parte del universo y del tiempo, y así también se hizo contacto con varias razas interdimensionales para el intercambio de informaciones diversas.

Hay un material muy interesante dando vueltas en internet llamado “The Heather Material“, que recomiendo leer pero con descreimiento les diría, porque hace referencias sobre experimentos con un portal dimensional, y la veracidad de esa información es muy discutible, ya que llegó a manos de la periodista Kerry Cassidy de Project Camelot para que lo saque a la luz, pero ni ella sabe si es cierto lo que se dice en el informe y tampoco sabe quién es Heather.

Otro subproyecto importante es la famosa silla de Montauk, que es una creación de ITT Corporation de 1950, que implica tecnología capaz de leer la mente. Es básicamente una silla sobre la que una persona se sienta, unas bobinas que trabajan como sensores son colocadas alrededor del asiento, tres receptores (Hammerland, Super Pro y P600), seis canales de salida y una computadora Cray 1 que muestra en formato digital los pensamientos. Las primeras pruebas constaban en que una persona visualizara algo y dicho objeto aparecía en pantalla. Luego se conectó una computadora IBM 360 para darle más eficiencia al aparato. La idea era poner un psíquico sentado en el dispositivo, para que sus pensamientos se amplificaran.

Se hicieron tres generaciones de sillas, hasta que en la 3º el psíquico Duncan Cameron logró lo más sorprendente: le dijeron que se concentrara en un objeto sólido, y logró que ese objeto se manifestara de la nada… Se había descubierto la creación a partir del pensamiento.

A veces ese objeto no era sólido pero sí visible como un fantasma, lo que significaba que una realidad subjetiva se transformaba en una objetiva. Otra cosa más interesante era que si por ejemplo el señor Cameron tenía en su mano un mechón de pelo de cualquier persona, mientras estuviera sentado en la silla, él era capaz de ver a través de los ojos de esa persona.

Este último experimento abrió la puerta para un avanzado tipo de control mental remoto, que implicaba que el psíquico se infiltrara en los pensamientos de un sujeto cualquiera para empujarlo a hacer una determinada cosa. Esto era mucho más profundo que la hipnósis.
Montauk ha degenerado en varios subproyectos que continúan hasta la actualidad, de los cuales es muy difícil sino imposible conseguir evidencia, más que algunos testimonios, y pocos documentos que están disponibles en parte en algunos libros escritos por gente supuestamente vinculada al proyecto.

Esto no quita que sea un tema apasionante, pero al haber fuentes que se contradicen entre ellas, se vuelve muy complicado armar el rompecabezas, y separar que es verdadero de lo que es desinformación.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc