La Fuerza Aérea de los Estados Unidos lanzó ayer más de 50 cazas de sigilo Lightning II totalmente armados en una sola ola.

Los 52 aviones F-35A, con un valor de 5.000 millones de dólares, despegaron en rápida sucesión de la Base de la Fuerza Aérea Hill en Utah.

El ejercicio llevado a cabo por las Alas de combate 388 y el 419 de la Reserva mostró la enorme fuerza de la Fuerza Aérea y envió una advertencia a Irán.

Estados Unidos continúa preparándose para que Irán responda al ataque con aviones no tripulados que mató a su general más poderoso, Qassem Soleimani.

“Estamos listos para volar, luchar y ganar”, dijo el portavoz de la 419 Ala de Cazas en un tweet después del ejercicio.

Añadiendo que el ejercicio “amplió los límites y puso a prueba la capacidad de nuestros aviadores para desplegar los F-35A en masa”.

El ejercicio, que fue planeado durante meses, demostró su capacidad para emplear una gran fuerza de F-35A, probando la preparación en las áreas de responsabilidad del personal, generación de aeronaves, operaciones en tierra, operaciones de vuelo y capacidad de combate contra objetivos aéreos y terrestres.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc