La ciudad alemana de Dresde conmemoró con una serie de actos la destrucción que sufrió a finales de la Segunda Guerra Mundial y recordó a los casi 25.000 muertos que dejaron los bombardeos de las fuerzas aliadas.

El alcalde, Dirk Hilbert, y el presidente del Parlamento del estado federado de Sajonia, Matthias Rößler, depositaron este martes coronas de flores ante un monumento que rinde homenaje a las víctimas de los bombardeos en el Alten Annenfriedhof, un cementerio ubicado en el sur del casco antiguo de la ciudad.

Asimismo, se colocaron cruces de madera en el césped para darle nombre a los fallecidos de forma simbólica. Actos similares tuvieron lugar en otros siete puntos de la ciudad, ubicada en el este de Alemania.

Por un lado se trata de que el 13 de febrero “las víctimas estén en el centro” de los actos conmemorativos, dijo Hilbert en la ceremonia. Por el otro, agregó, la intención es “advertir que debemos estar alertas e intervenir en favor de la paz y de nuestra sociedad”, agregó el alcalde.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc