ntpc

Alberis Morillo, una niña que está próxima a cumplir cuatros años de edad, junto con su hermanito Aly Morillo, de un año de nacido, han padecido de una extraña condición prácticamente desde su nacimiento y del que sus padres y médicos aseguran no tener un diagnóstico preciso hasta el momento, reseña El Pitazo.

Albert Morillo, padre de estos dos niños que residen en Punto Fijo, estado Falcón, contó al equipo de El Pitazo todas las situaciones por la que sus hijos y él, junto a su esposa, afrontan debido a la particular condición en la que viven Alberis y Aly: ambos pequeños “sudan y lloran sangre” sin tener alguna explicación médica.

Señaló, que en el caso de la niña, a los pocos meses de nacida comenzó a sangrar por sus orificios naturales, es decir, nariz, oídos, ojos y genitales. Añadió que en el caso del niño, suda sangre con las altas temperaturas del ambiente, por lo que no debe aguantar calor.

Morillo dijo que han pasado por múltiples especialistas médicos en diferentes estados del país, pero hasta el momento nadie ha dado un diagnóstico preciso del caso o al menos alguna idea de lo que pudiese tratar.

Dos-niños-sudan-sangre-14

Según la hematóloga Nelly Pulgar, especialista que trató a los pequeños, hasta el momento no han precisado algún diagnóstico pese a los incontables exámenes médicos realizados.

“Se le hicieron todos los exámenes habidos y por haber, todas las pruebas que se le pudieran hacer en Venezuela y todas las prueban salían negativas o salían normales”, aseveró Pulgar. Mencionó que también fueron realizadas pruebas genéticas tanto a los niños como a los padres y que no hubo irregularidad alguna.

Afirmó que los niños han sido llevados a diferentes especialistas en todo el país y que ningún médico tuvo respuestas e incluso que pudiese tratarse del primer caso en Venezuela.

Albert Morillo, padre los niños, manifestó que no ha sido una realidad fácil por diversos factores, entre los que destacan la situación económica, escasez de medicamentos y de servicios óptimos en la región.

Expresó que la niña ha estado más de 100 veces hospitalizada, recibido más de 80 trasfusiones y la hemoglobina ha llegado a seis. Mientras que el niño en su año de vida, ha estado hospitalizado 10 veces, no ha sido necesario las trasfusiones pues su hemoglobina más baja ha sido de 7.5.

Señaló que solo puede comprar los medicamentos cada 15 días, pues es el único que trabaja ya que su esposa debe dedicarse a tiempo completo a los niños.

Morillo lamenta no haber recibido ayuda de las autoridades regionales quienes le prometieron ayudarlo y hasta el momento no han obtenido tenido nada, solo alguna que otra institución que les han brindado una mano amiga y se han dedicado a hacer un llamado de atención al gobernador del estado, Víctor Clark, para que los ayuden a buscar especialistas que puedan determinar a ciencia cierta la condición de sus hijos.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc