Investigadores estadounidenses crearon un nuevo tipo de plástico capaz de reciclarse una y otra vez, lo que lo diferencia de los que se utilizan en la actualidad. A estos, durante su fabricación, se les agregan productos químicos que les dan sus cualidades, como la dureza o la flexibilidad. Esos añadidos son los que impiden su reutilización permanente, publicó la revista Nature Chemistry.

«La mayoría de los plásticos nunca fueron hechos para ser reciclados», expresó Peter Christensen, investigador postdoctoral del Molecular Foundry del Berkeley Lab, de EE.UU., quien agregó que el descubrimiento del equipo consiste en una «nueva forma de ensamblarlos que tiene en cuenta el reciclaje desde una perspectiva molecular».

En ese sentido, explicaron que el plástico común está creado por polímeros, que se forman a partir de la unión de monómeros que contienen carbono. Los químicos que se les agregan permanecen unidos a ellos incluso después de su reciclado y mezcla con otros plásticos, lo que hace que sea difícil conocer las propiedades que tendrá el nuevo material.

Para superar este inconveniente fue creado el poli (dicetoenamina) o PDK, un producto ‘circular’ en el que los monómeros pueden recuperarse libres de químicos. «Con los PDK, los enlaces inmutables de los plásticos convencionales se reemplazan con enlaces reversibles que permiten que el plástico se recicle de manera más efectiva», detalló Brett Helms, quien participó de la investigación.

Para ello, los monómeros deben ser sumergidos en una solución con alto contenido ácido, que separa los productos agregados.

«Los plásticos circulares y el reciclaje son grandes desafíos. Hemos visto el impacto de los residuos plásticos que se filtran en nuestros ecosistemas acuáticos y es probable que esta tendencia se vea agravada por las crecientes cantidades que se fabrican», agregó Helms.

Además, detallaron que con el nuevo sistema se evitará que los productos terminen en vertederos y en océanos. Por eso, el investigador explicó: «Estamos interesados en la química que redirige los ciclos de vida del plástico de lineal a circular. Vemos la oportunidad de marcar la diferencia en donde no hay opciones de reciclaje».

El descubrimiento

Los especialistas del Berkeley Lab hallaron este nuevo material mientras aplicaban ácidos a la cristalería que se utiliza para desarrollar adhesivos PDK. Fue entonces que notaron que la composición de esos adhesivos se había modificado. «Para nuestra sorpresa, eran los monómeros originales», expresó Helms.

Luego, comprobaron que los monómeros PDK podían formar polímeros que al ser reutilizados perdían las características originales. El próximo paso será desarrollar este tipo de plásticos con diferentes propiedades térmicas y mecánicas que puedan aplicarse a textiles, impresiones 3D y espumas.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc