ntpc

Una cena con traje formal y brindis en honor de Adolf Hitler fue suspendida en Medellín (Colombia) por sus organizadores, ante el repudio general que causó el anuncio de esa celebración.


El evento, que debía realizarse a las afueras de la capital del departamento de Antioquia el 21 de abril, fue convocado a través de grupos cerrados en redes sociales. Como organizador, suscribió las invitaciones el Centro de Estudios Políticos Tercera Fuerza (CESP-TF), que se define en su página web como una organización cívica que “pretende preservar y restablecer la esencia del espíritu social nacionalista colombiano“.

Ante el rechazo que generó esa iniciativa entre distintos sectores de Medellín –lo que incluyó a  representantes de la Alcaldía y la Policía de esa ciudad, las autoridades eclesiásticas y la Embajada de Israel–, Tercera Fuerza emitió un comunicado para dar por cancelada la conmemoración del 129 aniversario del nacimiento de Hitler y explicar las razones que la obligaron a desistir de su idea inicial.

“Uno de los grandes genios del siglo XX”

“En esta ocasión, homenajearemos a uno de los grandes genios del siglo XX, al líder alemán Adolf Hitler”, decía la invitación difundida por esa organización, que es catalogada como neonazi en los medios de comunicación locales. En la actividad, además de la cena y el brindis, participarían distintos foristas, entre ellos, un “invitado especial de Alemania”, recoge El Tiempo.

Luego de las reiteradas manifestaciones de rechazo, la organización –”pacífica y comunitaria”, según se autocalifica–, anunció en el documento que cancelaba el evento “con el fin de no chocar con la institucionalidad“.

Entre sus motivaciones para convocar el evento, el grupo había alegado que se hacía con “fines académicos e históricos” para resaltar la figura de un “líder que en los años de paz pudo cambiar la vida de su pueblo“, sin que esto debiera ser considerado como “apología a los actos de guerra o genocidio en contra de un grupo en particular”.

Finalmente, el CESP-TF adujo que la reunión había sido convocada con carácter informativo e histórico y al amparo de la libertad de expresión en Colombia.

“Estupidez e ignorancia”

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, dijo a los medios que sería un acto de “estupidez e ignorancia resaltar a quien fue un genocida”. “Nosotros en Colombia, que hemos sabido lo que es dolor de las víctimas, no podemos hacer otra cosa que no sea rechazar ese tipo de procesos”, señaló.

En su cuenta de las redes sociales, también manifestó por escrito su reacción negativa.

La Policía de la capital antioqueña desmintió, a través de su cuenta de Twitter, que brindara apoyo a la actividad organizada por Tercera Fuerza.

También las autoridades eclesiáticas expresaron su desacuerdo. A través de un comunicado, la Arquidiósesis de Medellín manifestó su repudio a “todo acto que constituya un atropello a la persona y a su dignidad”.

La embajada israelí publicó el 2 de abril un remitido en el que catalogó el evento como “indignante y escandaloso“, además de ofensivo para los judíos y “todas las víctimas del régimen nazi”. “No hay peor idea que homenajear a uno de los mayores criminales de la historia de la humanidad”, sentenciaba el texto.

Redes en llamas

Los usuarios de las redes manifestaron su repudio a la convocatoria hecha por Tercera Fuerza. Calificaron la conmemoración de absurda, hecha por un “completo ignorante o desquiciado”. Además, recordaron que la libertad de expresión implica responsabilidad en los mensajes emitidos.

En los trinos de rechazo también se vio reflejado el tema político colombiano. Un grupo de personas hizo comparaciones entre Hitler y Álvaro Uribe, expresidente y senador colombiano nacido en Medellín, quien tiene abiertas varias investigaciones por violación a los derechos humanos y nexos con el paramilitarismo.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc