Derek Klingenberg, un granjero y bloguero de Kansas (Estados Unidos) que tenía ganas de hacer algo con repercusión mundial inspirado por el éxito del empresario Elon Musk y su compañía SpaceX, se le ocurrió saludar al maniquí Starman, que viaja en el automóvil eléctrico Tesla Roadster dentro del cohete Falcon Heavy.

Para llevar a cabo su objetivo, calculó en qué momento alguno de los cerca de 200 satélites ‘Dove’ que pertenecen a la firma Planet Labs y orbitan a diario la Tierra sobrevolaría su granja y empleó decenas de vacas para escribir la palabra ‘Hi’ (‘Hola’, en español), informa Motherboard.

El instante quedó registrado cuando uno de estos aparatos tomó una fotografía al pasar por encima de ese terreno, como certificó el video sobre el experimento que Klingenberg publicó en YouTube.

Con vistas a acertar en qué momento y dónde ese satélite tomaría imágenes, Derek Klingenberg comparó las fotos anteriores de su zona y observó las sombras  que proyectaban ciertos objetos de su finca, sobre todo un elevador que mide más de 25 metros de altura.

Sus cálculos indicaron que las fotos de los satélites eran entre las 10 y 10:30, así que formó su mensaje entre esa franja horaria en un claro, debido a que esos animales pueden permanecer en el mismo lugar durante 20 o 30 minutos.

El contraste del suelo y el color de las vacas consiguió que su arte resultara legible desde el espacio al primer intento.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc