Una estación espacial china, Tiangong 1, podría caer a finales de mes en cualquier parte del planeta, incluida Colombia, situada en los 43 grados de latitud norte y sur.

La gran pieza espacial está fuera de control. Cuando fue lanzada en 2011, la idea de los chinos era hacer un reingreso controlado a la atmósfera terrestre y para ello tenían programado encender los motores y dirigirla hacia una zona del sur del océano Pacífico.

En marzo de 2016 la estación dejó de funcionar y no responde, por lo que caerá libremente en una ventana entre el 29 de marzo y el 9 de abril, aunque también se podría modificar este lapso.

Si bien la mayor parte se consumirá en la atmósfera, no se puede descartar que algún pedazo sobreviva y caiga al mar o a la superficie terrestre. Y aunque es improbable que cause algún daño, esto tampoco se puede descartar. Es que no se sabe qué sucederá y hoy no se tiene seguridad del sitio donde podría caer.

El cuerpo principal de Tiangong 1 tiene 10,4 metros de longitud.

La Agencia Espacial Europea, que hace seguimiento a la estación, reveló que si algún pedazo sobrevive al reingreso, caerá en una región de unos pocos cientos de kilómetros con centro en un punto de la Tierra por la que pase encima.

Se informó que la estación podría contener un combustible muy tóxico y corrosivo, hidrazina.

Hoy la estación se encuentra a 258 kilómetros de altura y cada vez desciende más.

Tiangong 1 fue lanzada para examinar tecnologías de acople y envío de naves. A ella llegaron una nave no tripulada y dos con tripulación a bordo de la cápsula Shenzhou.

Tras su lanzamiento, la estación comenzó a caer continuamente debido al débil jalón de la atmósfera que se tiene incluso a entre 300 y 400 kilómetros de altura, algo que afecta a todos los satélites y naves en órbita baja, como la Estación Espacial Internacional, que de vez en cuando debe encender motores para elevarse.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc