El medio alemán Stern alabó al nuevo submarino nuclear ruso Belgorod en un artículo publicado recientemente. La publicación llamó «gigante submarino» a la embarcación y subrayó su capacidad de realizar misiones especiales en total secreto y portar los drones Poseidon.

Una de las características del sumergible destacadas por el medio teutón es su capacidad de llevar a bordo submarinos más pequeños y también los torpedos rusos Poseidon, bautizados por Stern como «torpedos del juicio final».

Stern pone de relieve que estos torpedos están equipados con ojivas termonucleares de dos megatones, capaces de destruir completamente un grupo naval de portaviones de EEUU y causar megatsunamis que podrían arrasar la región costera del país norteamericano.

El medio, además, habla sobre el propulsor nuclear del Poseidon que permite al torpedo tener una reserva de energía casi ilimitada y alcanzar velocidades bajo el agua de hasta 200 kilómetros por hora.

También sugiere que los ingenieros rusos han logrado resolver el problema de la supercavitación y crear una capa de aire protectora alrededor del cuerpo del torpedo, lo que reduce drásticamente la fricción con el agua y aumenta su velocidad.

belgorod

La publicación enfatiza que además de poseer este torpedo único, que no tiene análogos en el mundo, ahora Rusia tiene un medio de enviarlo a prácticamente cualquier punto del planeta, lo que la hace capaz de «dominar el mundo submarino».

Cabe destacar, sin embargo, que los representantes de la Armada de Rusia, así como los expertos militares del país, han enfatizado repetidamente que los drones Poseidon son un arma de disuasión, no de ataque.

A mediados de abril, el submarino Belgorod fue botado en las aguas norteñas, en la costa de Severodvinsk. Las pruebas conjuntas del Belgorod junto con el Poseidon durarán aproximadamente dos años: está previsto que entren en servicio a finales del 2020 o en los primeros meses del 2021.


Aviso: NotasNet.info es un portal de noticias con fin recreativo y sin ánimo de lucro

ntpc